Cómo crear un porfolio para recién graduados

Aprende cómo crear un portfolio de manera profesional

Ya has acabado tus estudios, has presentado tu proyecto final y estás feliz de poder empezar a buscar trabajo, lo primero que haces es recopilar los trabajos hechos en la escuela de arte o la universidad, esos otros proyectos personales que tanto te gustaron y subiste a tu blog y los encargos para las pequeñas empresas de amigos y conocidos, pero ahora vas en serio, ahora quieres que los estudios de diseño y las agencias te conozcan, tienes mucho material; bocetos e impresiones y algunas cosas en formato digital, ahora tienes que ordenarlo ¿Por dónde empezar?

Aquí te dejo unos consejos para estudiantes recién graduados que estén organizando su portfolio de diseño gráfico:

– No incluyas todos tus trabajos, escoge los mejores.

Piensa que quien te entreviste tiene un tiempo específico para visualizar tus trabajos, facilítale las cosas, sé ordenado y no incluyas todo lo que tienes, que tu portfolio no sea un cajón desastre que recopile todo lo realizado durante tus años de estudiante.

– No incluyas bocetos o procesos de trabajo, sí proyectos finalizados.

Este tipo de material era necesario en la escuela, los profesores querían ver tu progreso en los trabajos, pero ahora te mueves en otro terreno, si vas a una agencia se supone que ya sabes desarrollar un proyecto y llevarlo a buen puerto, muestra solo el trabajo final.

– Es aconsejable que el número de piezas no sea excesivo, entre 10 o 12 trabajos estará bien.

Ya hemos dicho que seas selectivo con el material que incluyes en tu portfolio, muestra de 10 a 12 piezas, y si tienes dudas sobre alguna de ellas descártala.

– Tu portfolio ha de estar ordenado. Empieza con un trabajo sobresaliente y cierra con otra que también sea de tus mejores piezas.

Tu portfolio ha de mantener un ritmo, no dejes que el entrevistador pierda interés y no dejes para el final una pieza floja, no querrás que eso sea lo último que recuerde de tu trabajo.

– Acompaña cada trabajo con una pequeña explicación.

Tú conoces bien cada proyecto pero tu entrevistador no, ponle las cosas fáciles y acompaña con un pequeño texto que explique en que consiste el proyecto y para quien está realizado. (Nombre de la empresa, o si el proyecto es un trabajo realizado en la escuela/universidad o es un trabajo personal).

– Imprime en alta calidad.

No imprimas en casa con una impresora doméstica y papel de 80g. Acércate a la imprenta más cercana, elige un papel de calidad e imprime allí tu portfolio.

Antes de ir a una entrevista infórmate sobre que tipo de trabajo realiza la empresa y enfoca tu portfolio con piezas que encajen.

Por ejemplo, si vas a un estudio de diseño que trabaja mucho con medios impresos no lleves tu porfolio en formato digital con trabajos online, enfoca hacia el tipo de trabajo que vayas a desarrollar allí en caso de ser seleccionado.

Si eres diseñador y se te da bien ilustrar incluye alguna pieza de ilustración.

Siempre puede ser interesante para la empresa ver capacidades que puedan utilizar y no tener que contratar esos servicios por separado, algo que también puede darte ventaja sobre tu competencia.

Demuestra que te desenvuelves bien tanto en digital como en formato impreso.

Esto es importante en estudios de diseño pequeños donde puedas desarrollar trabajos de todo tipo.

Unos últimos consejos:

– Prepara tu entrevista igual de bien que tu portfolio.

¿Preparado para hablar en público? Puede que sean varios miembros de la empresa los que te entrevisten, y te harán todo tipo de preguntas sobre tu portfolio.

– Prepárate para recibir críticas sobre tu trabajo.

Esto puedes ir metiéndotelo en la cabeza desde ya, no te desanimes si las críticas no son favorables, aprovéchalas para mejorar el contenido de tu portfolio, irás mejorando con la experiencia. ¡Ánimo y a empezar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *